Veras y burlas

Cómic,cine,televisión,literatura y demás coserías

Mi foto
Nombre:

jueves, abril 13, 2006

Las Festividades de los druidas de Hispania


Como no podía ser menos en estas fechas, aprovechamos para recordar algunas instantáneas significativas que Astérix y Obélix tomaron en su viaje a Hispania, en un álbum de todos conocido. Con su genial uso del anacronismo, Goscinny convierte la Semana Santa en procesiones de druidas, que en lugar de portar imágenes de divinidades, pasean por las calles su divino muérdago.

No podemos dejar de comentar la cartela de la viñeta en la que se puede mal leer (perdón por el escaneo, pero un mayor perfeccionamiento hubiera supuesto la rotura del álbum…y eso NO), que la ciudad de Híspalis se encuentra muy animada, porque está de fiesta. La verdad, no sabríamos decir si tal aseveración esconde una sutil ironía, pues como se puede observar, la animación de los ciudadanos dibujados por Uderzo es mínima. Tal vez se trata de una de esas bromas chauvinistas y deliciosas con las que Goscinny gusta de “ridiculizar”, en el sentido más amable de la palabra, las costumbres que van más allá de la pequeña aldea gala. Será que uno es un poco malpensado.

En relación con lo anterior, y para que no se lleve todos los méritos el genial Goscinny, queremos destacar la impecable realización de Uderzo. A través de su viñeta podemos sentir el paso lento, armonioso de los druidas, así como el recogimiento del pueblo que asiste a la “fiesta”. La ausencia de líneas cinéticas y el estatismo de los “iluminadores” romanos refuerzan la idea de recogimiento silencioso de la que hablamos. Desde este punto de vista, la procesión parece ser más salmantina que hispalense. Y no estoy jugando con los tópicos, basta con conocer la Semana Santa andaluza para comprobar que, salvo en algunos Vía Crucis, el ambiente no se corresponde para nada con el que nos muestra el dibujante francés. Antes bien, el bullicio, el folklore y las ganas de guasa se aúnan a un sentido de la religiosidad bastante superficial y extrovertido. La austeridad del objeto “procesionado”, un montón de muérdago en una sábana, también insta a una mayor serenidad por parte del espectador que las obscenamente costosas ostentaciones de lujo de las que hacen gala muchas Hermandades religiosas (otro elemento más típicamente andaluz que castellano, pues en esta última zona la sobriedad va unida a la austeridad). Por eso, decimos, las fuentes de documentación de los artistas galos parece ser más norteña que hispalense.

No obstante, otros elementos nos remiten indudablemente al ámbito andaluz. Basta con observar el estilo de esas murallas y edificios antiguos, el suave viento primaveral que seguramente mece los pendones (o banderas) ligeramente ondeantes, el enrejado que tenemos en un primer término, el acertado uso de la luz que desprenden las antorchas, un tanto exagerado, quizás porque, llegada cierta época, en Andalucía siempre es de día, incluso cuando el cielo se empeña en cubrirnos con su oscuridad. Ese sabor a barrio viejo copado por la masa en medio de las tinieblas de su parafernálica devoción queda magistralmente reflejado por el trazo sereno, pausado del buen Uderzo.

Quede esta entrada como testimonio de esta festividad anual y del modo de vivirla y sentirla por el pueblo, así como de la mirada divertida, extrañada y respetuosa que merecen las tradiciones hispanas a los dos genios galos artífices de la viñeta.
Y es que Hispania es diferente.

11 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

Magnífico análisis, amigo Chespiro. Tiene ud. un ojo privilegiado, y un gusto muy atinado. Me ha recordado, ya que días atrás hablamos de Cervantes en este su blog, que en este álbum también hacen su cameo don Quijote y Sancho, precisamente en la misma página en la que aparece la viñeta que ud. ha seleccionado.
Ah, lo que ud. indica sobre el off de dicha viñeta, se debe a la traducción española, en el original francés, Goscinny dice: "C'est la fête, en effet et le peuple en liesse assite ala procession des druides". Comprobará que en la viñeta anterior los galos llegan a una ciudad amurallada, más tipo Ávila que Sevilla, y a la que Astérix y Obélix llaman en el original: Pompaelo (es decir, Pamplona; claro, los sanfermines...).

3:57 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Gracias por sus comentarios de nuevo, señores Burgomaestres.
Nos referimos a viñetas distintas. La que mencionan, corresponde a la página 28, pero la que yo he puesto es de la 37.
La verdad, el ambiente de Pompaleo me parece mejor recreado que el hispalense, salvo por las notillas sueltas que he señalado por ahí.
Por cierto, qué buen álbum este de Astérix.

4:35 a. m.  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, ya me estrañaba que fuese tan exagerados los cambios. En cualquier caso, le transcribimos también el off de ésta, para que vea cómo aparecen y desparecen las capitalidades:
"La nuit est dejà tombée quand nos amis arrivent a Hispalis, capitale de la Vandalousie. La splendide ville est très animée, car c'est la fête !"
En fin, segun Goscinny, apenas había diferencias entre los sanfermines y la semana santa sevillana originales, más que el de la hora y las caperuzas... Sí que es muy buen álbum éste, tiene ud. toda la razón,

4:50 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Gracias por aportar el texto original. Y ya veo que desaparecen las capitalidades,ya.
Pues el traductor de Astérix era nada menos que Víctor Mora.
En su descargo, destacaremos la habilidad que tenía para traducir los juegos de palabras de Goscinny.
Unos eran fáciles; otros, no tanto.

6:15 a. m.  
Blogger Los Burgomaestres said...

Y las traducciones de Astérix que hizo El Perich eran también muy buenas. Sí, la verdad es que tiene mucho mérito traducir a Goscinny y mantener su chispa.

8:09 a. m.  
Blogger choko said...

Tema muy apropiado para estas fechas! No conozco mucho este album, pero a mí me encantan los españoles que aparecen en otros como "La residencia de los Dioses" en la que los esclavos hispanos empiezan a cantar flamenco porque sólo pueden trabajar cantando, para que no hagan ruido, los hacen parar, y entonces comienzan a cantar todos los esclavos, menos un lusitano que se acerca diciendo "Yo no sé cantar, pero me sé unos versos" je,je
Sí, es cierto que el humor de Goscinny es un pelín chouvinista pero hay que reconocer que lo disimula debajo de un montón de gracia natural...

2:48 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Señores burgomaestres, desconocía que El Perich hubiese traducido también a Astérix. Gracias por el dato.
Y como dice Choko, le vamos a perdonar el chauvinismo al señor Goscinny, que las cosas dichas con ingenio difícilmente pueden ofender.

3:01 a. m.  
Blogger maginelmago said...

Media historieta de "Astérix en Hispania" tiene que ver con esas repelencias de las procesiones. "Y tal ciudad está en fiestas" y salen los espantajos fantasmones. Es la mejor crítica que se ha hecho al más espantoso acontecimiento de interés turístico.

Lo de "animada" y todo eso es un chiste, claro. Repetido continuamente a lo largo de la historieta.

Es como el Quijote ese que da tanto miedo.

La gracia es que todo es verosímil: Que las procesiones católicas no sean de origen cristiano sino pagano. Que igual algún antropólogo lo puede haber escrito y todo. No sé.

O las caravanas de invasores germanos que cada año se quedan atascados en las calzadas romanas. Es lo mejor.

12:23 p. m.  
Blogger Chespiro said...

Jeje, lo dicho.
Chapeau para los autores galos.
Y yo que tenía mis dudas acerca de lo de "animadas"...

10:44 a. m.  
Blogger Gariel said...

Verdaderamente, uno de los más grandes méritos de Goscinny y Uderzo fue el de plasmar las costumbres de las distintas cultura con gran maestría. Muchos "historiadores" de Hollywood deberían mirarse en el espejo de estos dos personajes, pues su trabajo en la filmografía americana suele dejar mucho que desear. Hay muchos guiños en este genial álbum. Mi preferido es el de los obreros asfaltando las vías, muy "actual" por desgracia. Me llamó la atención el tratamiento de Chespiro a la calidad de la viñeta, algo que el lector stándar no suele apreciar en este álbum que no se caracteriza por su derroche ilustrativo, pero que a la chita callando contiene páginas de la mejor calidad dentro de la época dorada de Astérix.

2:50 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Me alegra verte por aquí, Gariel, estás en tu casa, lo sabes.
El tratamiento de las distintas culturas de Goscinny y Uderzo está hecho con tanta sutileza y gracia, que resulta difícil que nadie se resulte ofendido (la visión de Hispania, por ejemplo, no es siempre favorable).
En mi opinión, unos de los pueblos peores tratados por los autores es Córcega...Puede que por aquéllo de ser la cuna de Julio César.

9:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home