Veras y burlas

Cómic,cine,televisión,literatura y demás coserías

Mi foto
Nombre:

miércoles, marzo 29, 2006

En la espesura del bosque galo

Dos son los comentarios que nos suscitan estas viñetas de Uderzo y Goscinny, los galos. La primera de ellas llama la atención por lo que tiene de reflexión con respecto al papel del personaje de cómic en relación con la historieta que protagoniza. Mientras que la gran mayoría de los héroes del cómic franco-belga (Tintin, Spirou, Lucky Luke…) no suelen cuestionar su propia actitud al final de su aventura, Astérix, sorprendentemente, lo hace después de haber impedido una nueva forma de invasión romana a través de “la Residencia de los Dioses”. Inusual es, decimos, que el protagonista dude acerca de la licitud de lo hecho y de la posibilidad de seguir controlando el propio destino...

Por este toque de humildad y de inteligencia, “chapeau” para los creadores del pequeño galo.

La segunda cuestión que nos sugieren estas viñetas es el tema de la amistad. En la primera de ellas tenemos a Astérix y Panorámix, en la espesura del bosque, en medio de las ruinas (“románticas”, añadimos, haciendo uso del anacronismo que tan sabiamente manejaba Goscinny), reflexionando sobre lo hecho y sobre lo que se hará, sobre el curso de la historia y sobre el paso del tiempo. El tono íntimo de la escena viene expresado por las siluetas sombreadas de los personajes y por la simetría de la viñeta: dos sombras de árboles en los laterales y otros dos troncos al fondo, inclinándose uno hacia el otro, en analogía con los dos amigos que meditan. La presencia “fuera de escena” de Obélix en la segunda viñeta indica ya una ruptura de la intimidad, con la correspondiente trama de sombreado y el uso progresivo del color, que se aclara gradualmente. Finalmente, la llegada tácita de Obélix (reclamando a sus amigos para el tradicional banquete final) vuelve a llenar de colorido la página. Vemos, pues, que Obélix representa el espacio de la fiesta, de la danza, la música y, sobre todo, la comida. Aunque no cabe duda de que es el complemento ideal de Astérix, es innegable que Obélix, como amigo, no puede representar ciertas funciones: y por eso (entre otras cosas) se crea a Panorámix. El viejo druida es el compañero que Astérix necesita cuando le inquieta algo más que el vacío de estómago. El héroe que da nombre a la serie se nos muestra como alguien intelectualmente superior a sus convecinos. Astérix no es sólo el hombre de acción, es también el pensador y por ello necesita compartir su existencia no sólo con ese hombre de acción que es también Obélix, sino también con el pensador de Panorámix. Sin el druida, la aldea estaría en peligro, al igual que el propio Astérix, que no tendría con quién compartir inquietudes, miedos y “sensateces”. La soledad que inundaría a nuestro pequeño galo sería inmensa si no contara con la compenetración intelectual de Panorámix, tan imprescindible como el profundo sentimiento de amistad y cariño que le profesa Obélix.

Sin duda, el astuto guerrero de la aldea es un hombre afortunado. Quede esta reflexión como homenaje a aquellos amigos que siempre están dispuestos a internarse en la penumbra del bosque para conversar sobre las ruinas de lo que prometía ser “la Residencia de los Dioses”. Y ahora, perdónenme, el jabalí ya está listo…

21 Comments:

Anonymous Señor Ogro said...

Una bella entrada, amigo Chespiro, interesante, concisa y certera.
Me ha gustado mucho el comentario sobre el cuestionamiento que el propio personaje hace de su papel (en el cómic y en la vida, en definitva), infrecuente entre los protagonistas de tebeos de aventuras.

Aunque Tintín, héroe de una pieza, no solía hacerse estos cuestionamientos, Hergé lo hace por él de manera brutal en la penúltima viñeta de la última de sus aventuras, "Tintín y los pícaros". Los protagonistas han ayudado a derrocar al general Tapioca... tan sólo para ser susituido por el general Alcázar, con el que persistirá la misma miseria bajo la vigilancia de una policía militar que sólo ha cambiado en el uniforme. Compárese esta penúltima viñeta del álbum con la última viñeta de la página 11. Jamás he visto una desmitificación parecida del papel del héroe, que abandona la escena dejándolo todo, en definitiva, como estaba a su llegada.

2:51 p. m.  
Blogger Fercho said...

No hay que olvidar el papel sagrado que en las religiones célticas desempeña el bosque. Esto ya se ha visto en otros cómics de Astérix donde sólo los druidas tienen permitido el acceso a ciertos claros.

4:10 p. m.  
Anonymous choko said...

Habría que salir a la calle con pancartas o algo, para que se reconozca ya, de una vez, y sin ningún tipo de aditivos LO GRAN ESCRITOR QUE ERA GOSCINNY

1:48 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Bueno, gracias a todos por vuestros comentarios. Interesante lo que comenta Señor Ogro de Tintin, aunque sea el autor el que cuestione la actuación del personaje y no él mismo. Astérix, desde este punto de vista, nos es mucho más cercano.
A pesar del componente fantástico que implica la poción mágica, el pequeño galo presenta más matices que Tintin en este sentido. Desde luego, para quitarse el sombrero ante Goscinny, que jamás subestimó a su público.
Con respecto a lo que comentas, Fercho, me quedan varios álbumes de Astérix por leer. ¿En cuál más se menciona el acceso restringido de los druidas a ciertos lugares? ¿Puede ser uno de ellos "Astérix y los godos"? No tengo la memoria muy fresca ahora.

3:42 a. m.  
Anonymous choko said...

Creo que esa "cercania" viene porque Asterix es un personaje mucho más "humano" que Tintín, la humanidad de Tintín nos viene más por el contraste con los personajes secundarios (mucho más complejos) como Tornasol, el Capitán etc...
Creo que si Goscinny nunca subestimó a su público, es porque hacia lo que le gustaba, lo que sabía hacer y era honesto sobretodo consigo mismo... La residencia de los Dioses es una crítica más de Goscinny a lo tremendo de la sociedad de consumo resumidas en esas viñetas, llenas de melancolía, fruto de un gran trabajo entre un el escritor y el maestro dibujante que es Uderzo
"nuestros galos (...) celebran una nueva victoria, una victoria sobre los romanos, una victoria sobre el tiempo que pasa, inexorablemente..."

7:02 a. m.  
Anonymous Larsen said...

El caso es que los giliflautísticamente correctos parecen no haberse coscado de supuestas "apologías" que aparecen en Asterix. Ya sabéis, que si la poción mágica, que si el muérdago de Armórica... ;-)

Slds. Larsen

7:38 a. m.  
Blogger Fercho said...

Siento no poder ayudarte con eso de los álbumes de Astérix, pues no tengo personalmente la colección (aunque está en proyecto hacerla). De todas formas hay una buena noticia, ya tengo enlace directo a tu blog desde el mío.

9:48 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Fercho, no puedo acceder a tu blog. Si quieres, puedes dejar tu dire aquí o pasármela en privado.
Respecto a lo que comenta Choko de Tintin, no sé dónde leí que la personalidad del personaje está apenas abocetada, como su mismo diseño, mucho menos elaborado también que el de sus secundarios.
Y ud., Larsen, no diga muy alto lo de las apologías de Astérix, que ya tenemos a los censores echándose con pancartas a la calle de "prohíban esto", "no a aquello"...ya saben.

11:17 a. m.  
Anonymous Larsen said...

Pues tienes razón, luego lo pensé, no creas. Sólo nos falta que encima les demos ideas...

12:04 p. m.  
Anonymous Larsen said...

Por cierto, Chespiro, ¿qué te pareció lo de Vazquez?

12:06 p. m.  
Blogger Chespiro said...

Creo que te lo comenté en privi... magnífico.
De hecho, uno de los próximos temas va por ahí...

11:56 p. m.  
Anonymous choko said...

Bueno, también está lo de "supervitaminarse y mineralizarse" de Super Raton, y el zumo de "Gomibayas" de los osos Gummy, y hasta puede que lo que fuma Anacleto no sea un cigarrillo...
Pero sí, mejor no dar ideas :O)

11:01 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Supongo que, al hilo de lo que estamos hablando, cuando Panorámix muriera, tendría que darle el secreto de la poción mágica a alguien.
Sin su "dopping", los galos, cual ciclista del Tour, no tienen nada que hacer.
Astérix sería, en mi opinión, el único candidato posible para guardar el secreto y administrar la poción prudentemente.
Aunque creo haber leído que estas recetas sólo se transmitían "de druida a druida"...No estoy seguro.

1:11 p. m.  
Blogger Juani Escribano said...

Queridos contertulios, muy buenas aportaciones en este post de Chespiro sobre el comic de Asterix y Obelix.
No sé si os habeis enterado de una nueva saga que ya salió a la venta el primer tomo y está a punto de hacerlo su segundo, con notable exito.
Su nombre "TARTESSOS", y este es el enlace en internet.
http://www.tartessoscomic.com/html1x.htm
Ya me direis que os parece, en sus comienzos.
Por cierto, Fercho, he querido visionar tu blog,pero no me ha sido posible. Te paso mi direccion priv. por si quisieras compartirlo con este servidor.
jralbero@hotmail.com
Chespiro, hacia tiempo que no intervenia, estaba bastante liado.
Mi enhorabuena por tu blog.
Saludos
Jose Ramon Juan

1:56 a. m.  
Blogger Juani Escribano said...

Una de las últimas creaciones de las licencias Astérix, realizada con motivo de los sesenta años de carrera de Albert Uderzo, reina orgullosamente en su recibidor.
Impresionado por la expresión del emperador Julio, Albert eligió instalarlo en la entrada de su casita en Yvelines. A Albert, le hace feliz ver su Julio en busto imperial.
Una curiosidad mas.
Jose Ramon Juan

2:21 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Gracias por ambas informaciones, amigo.
Me gustan los homenajes y reconocimientos "en vida", cuando los autores todavía pueden disfrutarlos.

12:12 p. m.  
Anonymous choko said...

Ayer, viendo los dibujos animados de "Asterix el galo" Panoramix cuenta que la formula pasa "de boca de druida a oreja de druida" y que la formula lleva muerdago y también bogavante... El bogavante es para darle sabor :O)

4:11 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Jeje.
Todo aclarado, entonces. Sólo cabría esperar que otro druida llegara a la aldea antes de que Panorámix estirase la pata. Pero como diría Abraracúrcix, "eso no va a pasar mañana".

1:33 p. m.  
Blogger Gariel said...

Respecto en las restricciones que hacían los druidas, sí, efectivamente, en el álbum Astérix y los Godos, se hace referencia a la tradicional fiesta de druidas donde se elije al druida del año, de asistencia privada.
Curiosamente, he de decirte amigo Chespiro, que has destacado lo mejor de este álbum, que no se carteriza por ser especialmente bueno: el final. Esa reflexión de los dos personajes, "tan nuestra", merece todo el "tedio" que nos han supuesto otras páginas anteriores, y deja un gran sabor de boca y un lugar privilegiado en el corazón de los más fervientes seguidores. A lo largo de las aventuras de los galos, son varios los momentos de franqueza entre el druida y Astérix, pero ninguno tan bonitos como este.

3:01 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Exactamente, Gariel, ese momento fue lo que me llevó a hablar de este álbum que, en otros aspectos, es tan prescindible.

1:57 a. m.  
Blogger Gariel said...

Por cierto,hace tiempo leí por ahí una teoría respecto a este álbum, que hacía referencia precisamente a esta viñeta.Según esta persona,esta situación entre Astérix y Panorámix delata que Goscinny era consciente de que su final estaba cerca,y quiso hacer este pequeño guiño entre los personajes, que se preguntan "hasta cuándo podremos aguantar", haciendo el símil con su enfermedad y su propia reflexión ante la vida.
Sinceramente, el autor del comentario vierte una opinión un tanto...peregrina y aventurada, pues René,aunque falleció 6 años después (creo, hablo de memoria),lo hizo de forma repentina e imprevista,en mitad de un reconocimiento médico,donde le dio un infarto.
Pienso que antes de escribir o hablar,hay que pensar,documentarse y sobre todo tener un poquito de respeto.

3:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home