Veras y burlas

Cómic,cine,televisión,literatura y demás coserías

Mi foto
Nombre:

sábado, marzo 04, 2006

La Libertad de Mafalda


Empezamos a adentrarnos en el mundo de Quino en este blog a través de uno de los personajes menos populares de las tiras de Mafalda: Libertad. Si esta minúscula y contestataria amiguita de Mafalda es una de las menos queridas por el público, no debemos acharcarlo a su personalidad, sino al hecho de que fuera la última en integrarse en la “barra” de amigos a la que ya estábamos tan acostumbrados. Resulta curioso preguntarse por el origen de esta nueva creación de Quino en un elenco de personajes tan consolidado como era ya el suyo.

Libertad, al igual que Mafalda, es una niña rebelde y de ideas avanzadas, pero son muchos los rasgos que las separan. Si Mafalda representa el espíritu de los sesenta, Libertad no puede sino contextualizarse en los setenta, cuando la década que iba a cambiar el mundo ya se había esfumado dejando pocas esperanzas de lograr sus objetivos. Si Mafalda es un canto espontáneo frente a un mundo que ha perdido la cabeza, Libertad representa la adulteración de ese canto, que deja de ser espontáneo para ser una “moda”. En resumidas cuentas, Libertad sería hoy una “guay” o “hippy del Corte Inglés”, como ustedes gusten.

En su día, Quino llegó a decir que, llegado un momento, le empezaron a resultar insoportables las peroratas de Mafalda. Aunque nunca renegó de sus conceptos, el discurso de su protagonista le parecía artificial, rebuscado: estamos ante el desencanto que vino tras los sesenta. En esta época crea a Libertad, personaje del que sí guarda un buen recuerdo. Libertad viene a ser una de tantos que se subieron al carro del progresismo y la demagogia. Lo que en Mafalda era espontáneo, en Libertad era aprendido (su ideología viene marcada por sus padres); esto es, lo que en Mafalda era esencia, en Libertad pasa a ser apariencia.

A través de Libertad, Quino “se venga” de Mafalda. El discurso idealista queda ahora ridiculizado, convertido en retórica vacía y en fanatismo panfletario. Asistimos, pues, al desengaño de los ideales perdidos, a la autoparodia del personaje principal a partir de un secundario creado ex- profeso. No por casualidad a la tira le quedaban también pocos años de vida. Hoy llevamos más de tres décadas sin Mafalda y el mundo sigue igual (en un alarde de optimismo, no vamos a decir “peor”)…seguimos enfrentándonos a “Susanitas” y “Manolitos”, a los que se han sumado en los últimos años, como bien testimonió Quino, las “Libertades”. Entre ellos, discuten cuál es la mejor forma de avanzar…aunque cada uno avance para un lado, SU lado.

Por desgracia, las “Mafaldas” de hoy están escondidas debajo de las piedras, esperemos que salgan pronto y nos den “EL MAFALDAZO”… Servidor estaría encantado con ese golpe de estado, qué quieren que les diga.

10 Comments:

Anonymous choko said...

Aaaaaaay Libertad! Tan pequeñita que uno no podía evitar hacer su conclusión tonta...
Para mí las mejores tiras protagonizadas por Libertad son las de la escuela, seguramente porque al tener una autoridad pequeña pero clara delante, a Quino le sale un humor más del absurdo ¿Os acordais de la tira en la que le pregunta la profe que por donde sale el sol?
Aunque, de todas maneras, el gran secundario de la serie, para mí es el gran y único Felipe.

1:22 p. m.  
Blogger Chespiro said...

Jaja, mítico Felipe, también tendrá su hueco por aquí.
Ciertamente, en las tiras de escuela es donde Libertad daba lo mejor de sí...parecïa un personaje diferente dentro del aula.
Precisamente, esa tira que mencionas del sol es una de las favoritas del propio Quino.
"Usted debe ser una mujer muy sola, señorita".

1:51 a. m.  
Blogger Los Burgomaestres said...

Aquí se aprende también que la Libertad tiene que crecer, y olvidarse de todo lo que le han enseñado. ¡Gracias por este post tan delicioso!

7:07 a. m.  
Anonymous UPL said...

ese seria un buen golpe.

10:36 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Gracias a los lectores.
Entonces qué, señores ¿Cambiamos la Libertad aprendida y llena de prejuicios por un buen Mafaldazo?
Piénsenlo bien...

1:47 p. m.  
Anonymous Larsen said...

Je, je, pues no me había dado por plantearme esa interpretación de Libertad, pero me ha hecho gracia eso de la jipi del kutre inglés.
Repasaré algunas historietas, a ver si pillo tu forma de verla.

El caso es que siempre fue, junto al papá de Mafalda, el personaje que mejor me caía... Pero después de lo que dices, me entra cierto rubor al contarlo, ja, ja.

Acabo de aterrizar aquí, he llegado vía Lady Filstrup y, oye, me está gustando tu blog..

Slds

3:27 p. m.  
Blogger Chespiro said...

Gracias por los comentarios, amigo.
La interpretación de Libertad es muy personal, lo reconozco. Y conste que no creo que Quino enjuicie a su nuevo personaje, sino que a través de él parodia a su propia Mafalda (de la que estaba ya hasta las narices).
De todas formas, y aunque no sea mi personaje favorito...todas las Libertades son pocas.

3:38 a. m.  
Anonymous LARSEN said...

Tú lo has dicho...
Slds.

Larsen

11:07 a. m.  
Blogger Gariel said...

Como bien dice el amigo Chespiro, la aparición de Libertad significa un punto y final anticipado de Mafalda. Quizá había que comprender la realidad de un país cambiante. Quizá Quino ya no se sentía indentificado con Mafalda en sus discursos. El autor había cambiado, y el Mafalda le ahogaba. Esa es mi teoría acerca del nombre de el último personaje en unirse al grupo. Y como buen pesimista que es el amigo Joaquín, la puso bien pequeñita.
Sin embargo, en la sociedad de hoy en día, sigo viendo en la vida reflejadas muchas páginas de las tiras de Quino, que me hacen echarla de menos y acudir hasta la estantería.

3:09 a. m.  
Blogger Chespiro said...

Libertad: un preludio del final de Mafalda.
Tal vez Quino también estaba decepcionado por los ideales no cumplidos, que ahora tocaba parodiar.

1:59 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home